Milei y Bolsonaro 2045

jair Javi and the ultra rightwing phase ( the day after)

Lo que sigue es un experimento en el tiempo. El año es 2045. El lugar, una residencia de ancianos en el centro del estado de Florida. Jair Bolsonaro y Javier Milei comparten un té y rememoran en portuñol, esa feliz mezcla de español y portugués que pasa por ser lengua franca en Sudamérica y en Florida.

La pareja de ancianos rememora las últimas décadas, el desastre que dejaron atrás en lo que entonces se llamaba Mercosur y, por supuesto, las fortunas que amasaron estafando a simples votantes para que privatizaran sus servicios esenciales, como los sistemas estatales de salud, así como empresas petroleras y de gas como YPF ( la compañía petrolera estatal argentina ) ahora propiedad de ExxonMobilBPShellChevron (XMBSC). XMBSC todavia en 2045 esta explotando vastas reservas de petroleo y gas en Vaca Muerta, la ultima gran reserva de petroleo terrestre en las Americas. Por supuesto todo este petroleo esta ahora destinado a la produccion de plasticos esenciales desde que la quema de petroleo fue prohibida cuando el planeta alcanzo los 500ppm de CO2 equivalente en el atmosfera acabando con un tercio de la poblacion humana. El clima nunca fue algo que les importara a estos muchachos bravos, su ignorancia sobre el cambio climático era leyenda, tal vez por eso ambos compraban propiedades en Florida ( marco de cualquier vende patria suramericano ).

A Javi y a Jair les encanta contar las historias de esas privatizaciones y el fastuoso agradecimiento de los compradores que por solo 1/50 del descuento en el precio de compra de YPF hicieron a Milei más rico de lo que nunca habia creido posible con su pantomima de la motosierra – ¡sin duda pagaba los honorarios de la jubilación, y mucho mas!

Allá por principios de 2020 Brasil y Argentina habían sido enormemente importantes pero Bolsonaro y Milei pronto habían jodido eso.

En Brasil tardaron décadas en recuperarse de las perversas travesuras de Jair Bolsonaro. Milei logró causar tanto daño en los primeros meses de su presidencia así que ahora es Yeta en Argentina (como lo fue el hoy olvidado Menem allá por los primeros 2000).

“¡Enfermera”, llama Javi Milei, Jair necesitará un pañal de repuesto! Voy a contarle la historia de cuando intenté cerrar Radio Nacional privatizándola a mi compañero Macri. ¡Jair siempre se caga encima cuando cuento esta historieta!

Epílogo: La suerte quiso que ninguno de los ‘J’ creyera en el cambio climático. Ahora su negación ayuda a difuminar su terror cuando las aguas entran en el hogar de ancianos en los días de inundación haciendo flotar ocasionalmente los muebles y retrasando la hora de comer. Para los ancianos de Sudamérica es sólo una gran y divertida piscina con pañales.

Prólogo: El 10 de diciembre de 2023 Bolsonaro ya estuvo de camino a la residencia de ancianos. Se había fugado de Brasil al pueblerino estado norteamericano de Florida, pero incluso enfrentando cargos legales se las arregló para llegar (con su hijo) a la fiesta de inauguración de Milei.

Milei, como la mayoría de los argentinos con pretensiones de oligarca, pero sin las vastas extensiones de tierra por las que sus antepasados mataron a todos esos indios, ya tiene un apartamento en el estado del sol estsdounidense. Sus planes para una Argentina ultraliberal ya se han visto obstaculizados en parte por su pacto con el ex presidente Macri. Mauricio Macri aprendió joven de su propio padre cuánto dinero se puede hacer con la recolección de basura, la corrupción en los contratos de obras públicas y las concesiones monopólicas renovadas por, bueno, él mismo cuando era presidente como las concesiones portuarias argentinas que hizo renovar hasta 2045 para su propio beneficio.

Jair, al igual que Fujimori, también organizó un viaje en el extranjera en la última etapa de su presidencia y luego decidió no regresar por un tiempo. De hecho, en el caso Fujimori, su presidencia siempre fue ilegal, ya que falsificó su partida de nacimiento para indicar que había nacido en Perú. Por suerte para él, los japoneses tienen mejores registros de nacimientos y, como de hecho nació en Japón, tenía derecho a un pasaporte.

Jair Bolsonaro, sin embargo, no tenía derecho a la ciudadanía estadounidense, por lo que tendrá que gastar algo de dinero en abogados de inmigración, pero ha hecho algunos favores a Washington con todo el asunto de Lava Yato, así que todo irá bien en su audiencia de inmigración.

A diferencia de Jair, Milei no tiene hijos que mantengan sus intereses en Argentina pero Bolsonaro tiene su pequeño Eddy (con sus fetiches por las armas). El pistolero Eddy no es la más brillante de las almas, pero la sangre es más espesa que el agua. Mientras Eddy pasaba el rato con Milei durante la campaña de Milei en Buenos Aires, llevaba un alfiler de corbata en forma de pistola, lo que algunos pensaron que era un poco desmañado, sobre todo porque el padre del pequeño Eddy estaba vinculado, a través de algunos policías corruptos de Río de Janeiro, al asesinato de Marielle Franco.

En resumen, fueron tiempos rápidos y furiosos para los idiotas de la ultraderecha, divertidos para muy pocos y horrendos para aquellos lo suficientemente frustrados como para buscar la salvación votando para semejantes payasos y los millones más que no les habían dado ni a Jair ni Javi sus votos.

Días que nunca se repetirán.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*